Sabor a Provenza

martes, 14 de octubre de 2014

Sabor a Provenza de Nina George
Algo de su encanto para empezar, estas portadas que sin duda alguna prometen, atraen, encantan...
Y sin más mi sentir:

Al empezar mi lectura quede presa de una sensación de melancolía, me sitúe en una escena oscura con un edificio de gente huraña , con el corazón dulce y blando como los copos de azúcar… y al avanzar por las paginas suas!!!: termine navegando en las profundidad de Jean Perdu… sus temores, arrepentimientos, prejuicios, dolores… una vista hacia el espejo que puede resultar desastrosa cuando de la mera autoevaluación solo quedas con tarjetitas en ROJO sangre, rojo deuda Rojo de reclamación…y estas reclamaciones pueden resultar todo un tormento cuando quien las plantea eres TU…
Fue mágico como decidió dar rienda suelta a su drama luego de llorar hasta las arterias, votó todo, se desanclo de la seguridad pasmada que le regalaba su lastima y abrazo la vida con las botas puestas, viendo hacia el frente y dispuesto a responder por cada acción premeditada o No.
De Catherine puedo decir que resulta siendo una chica afortunada pero mira que tener tanta paciencia para solo leer postales y esperar a que la invitación llegará no sé cómo la puedo calificar: sensata, locuaz… no desde mis matices de rebeldía diría que insoportable, yo arriesgándome a no conseguir los mismos resultados por ella obtenidos habría salido en su búsqueda y le habría agobiado a bofetadas hasta convencerlo de que me quisiera…. Ja, j aja ya sabemos que así no funciona pero… solo decía!!
Y qué decir de MANON ay esa manera de amar no puede ser pecado pero resulta controversial para occidentales y orientales regidos por la monogamia… dio todo de sí, sin duda y eso se le abona. De la forma danzarina de escribir, describir paisajes, brindar sabores olores y formas Nina George es una artista de las palabras que elegancia, que calidez, que forma tan exquisita de plasmar historias…


Sabor a Provenza / Nina George. Jean Perdu es dueño de un negocio tan especial como extraordinario: La farmacia literaria, una librería instalada en un barco en el Sena. En vez de dispensar medicamentos, receta libros como remedio a las aflicciones del alma de sus clientes. Monsieur Perdu sabe muy bien cómo aliviar el dolor ajeno, pero jamás ha sido capaz de ayudarse a sí mismo...Y para el final mi Calificación: de uno a cinco: 5 yo la recomiendo. Yo la compraría sin duda para adornar mi librero, pero oh por Dios no puedo, aún no llega a mi país, el leído la versión digital que ha sabido llegar a mis manos, y con esto tendré que conformarme hasta que logre hacerme a un ejemplar!!

Quede con la firme idea de hacer un mini álbum a su estilo, que definitiva esta historia inspira para embriagarse con el scrap. hm... Este libro me ha regalado el mejor de los suspiros por este año!!!



No hay comentarios:

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS