La Gardenia Blanca de Shanghái

miércoles, 18 de marzo de 2015

Hola.

De seguro ya les he mencionado que me gusta leer sobre las  guerras mundiales, antes que nada, hoy debo ampliarles algo más sobre mi afición.

Me interese por estas dos guerras cuando vi por primera vez  "La vida es bella", la película me conmovió mucho, luego vi otras: "El pianista", "El niño del pijama de rayas"... Por accidente en el 2009 leí un libro más interesada por su autor que por el contenido, haber " psicólogo, lee a neurólogo". El libro El hombre  en busca de sentido de Victor Frankl me resulto mucho más que conmovedor, creo que logro despertar en mi algunos pétalos marchitos de mis ganas por vivir.

Seguí husmeando en busca de mas libros, literatura sobre el tema, y algún día me cuestione que si ¿acaso mi afición tendría alguna inclinación con el morbo??... pensé que no, ¡porque de lo que veo, o leo tomo lo que me sirve y no me hace gracia la desgracia ajena!!. Leyendo mi objetivo felicidad hace dos meses ratifique mi reflexión. Gretchen en su libro nos alienta a leer sobre catástrofes, y no podría yo dar una razón más convincente que la que ella expone. Así es, yo leo sobre catástrofes, y lo hago porque me muestran de una manera muy abierta que todas las razones de mis lagrimas o padecimientos son nimias a razón de las mil y un oportunidades que se me presentan a diario para sonreír.

Ahora si al punto.

He terminado el día de hoy mi lectura de "La Gardenia Blanca de Shanghái" de Belinda Alexandra. La historia que se nos muestra trata de lo que sucede después, cuando proclamamos la paz, quisiéramos pensar que la cosa es tan sencilla como gritar: Basta ya!!, pero no, es un error,  las guerra de cualquier tamaño, así sean mudas, dejan huellas, en ocasiones dejan cicatrices tan tremendas que comprenderlas es algo que  nos toma Tiempo.

Este es un libro que como muchos me convenció por lo que evoca su titulo y además por la belleza de su portada, me resulto una adquisición algo costosa porque ¡oh por Dios!!, no lo venden en las librerías de mi país, así que tuve que pedirlo por amazon y con los costos del envío APS!!!

Hm... La Gardenia Blanca enseña esta sombra que no se puede ver con facilidad en los libros de historia, que muestran ampliamente el daño que significo a los judíos, me dejo ver aquella parte del destrozo que vi en el libro Entre tonos de gris, todo ocurre después de la guerra, entre Rusia, China, Australia y una remota isla Tubabao.
Belinda nos cuenta como son separadas una madre y una hija y se concentra en la manera de pervivir que le toca a la Hija Anny, Annne Victorovna Koslova, hm... me gusta mucho el cuidado de los detalles en la historia, porque Belinda da trato especial a cada personaje hasta el final. Y no cabe duda, nos muestra sin ningún tapujo ese amor real que debo decirlo, sí vale la pena:  no el del enamoramiento cursi, con rosas y chocolates si el de: me levanto contigo y contigo me acuesto, hoy tomamos vino, mañana café, pasado quien sabe?!, lo que importa es lo que hoy tengo!!

Ja, ja, ja...  como siempre no les voy a dar detalles. la sinopsis la pueden conseguir fácil por Internet. Pero no puedo dejar en el olvido lo que Me ha servido de esta historia:
Me sirvió para ratificar que pase lo que pase no debo perder la esperanza, Me sirvió para comprender mi historia y no esmerarme por cambiarla, Me sirvió para de alguna forma reflexionar a cerca del amor  que quiero mostrarle a Lyubov mi hija, a quien de cariño le digo Cucarrón. Me sirvió para asumir nuevos retos y soltar mis miedos.

Ahora mi despedida, por hoy solo por hoy.

Lo bueno: Es inmejorable la calidad de la investigación. Gracia Belinda hablas de lo que sabes. Me mostraste otra parte del mundo que veo con recelo aún: Rusia.
Me gusto mucho tu frase: los rusos somos pesimista. Nuestras almas son oscuras, creemos que la vida es un sufrimiento aliviado únicamente por breves momentos de felicidad... me convenciste con la frase que le sigue: Los Australianos son pesimistas de una variedad mas rara. ellos también creen que la vida es dura y que las cosas tienden a empeorar con mucha más frecuencia que a mejorar. Sin embargo incluso cuando la tierra de la crece su sustento se seca como una roca y todo su ganado muere. Siguen Levantando la mirada al cielo y esperan  un milagro.... Yo se... lo he aprendido que todos mis milagros son fruto de mis acciones, yo pinto en color celeste mi cielo....
Me golpeaste con la parte final de este mismo párrafo: el año que cumplí treinta y seis _ yo tengo hoy treinta y seis_, cuando la esperanza comenzaba a abandonarme... suelo pensar que quiere dejarme pero la agarro fuerte por el codo y la convenzo con mi mirada para que no se marche, para que se quede conmigo...Soy pesimista, pero gracias a este tipo de repertorios hago conciencia de mis debilidades y me permito pasos nuevos hacia el cambio.

Lo malo: Hm... me hubiera gustado conocer el final del general ... me quede en ascuas, no supe si lograron viajar todos de regreso a Australia o  se quedaron en Moscu

Mi Calificación: 5/5

Lo siento se que esta entrada tenía turno el martes pasado, que puedo decir entre las 606 pag. del libro, mi trabajo, mi Cucarròn y mi descanso. tuve que invertir en su lectura dos semanas de viajes en autobús... Esperen sin falta la siguiente reseña el jueves próximo, ajustaré mis lecturas con el descanso de semana Santa y ya las verán todos los martes, por este su canal...
Por favor, por favor, déjenme saber, han leído algo sobre la guerra??

No hay comentarios:

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS